El Rock Satánico y los mensajes subliminales

Un mensaje subliminal es una señal diseñada para pasar por debajo de la percepción conciente. Puede ser en una canción, que la mente conciente no escucha, pero el inconciente sí. Puede ser una imágen que se transmite en forma muy breve y que pasa desapercibida para la mente conciente. Pueden ser propagandas con el fin de inducir a consumir algo o, mensajes para cambiar la actitud de una persona.

rockero-satanicoLa mayoría de las canciones de rock envían mensajes subliminales, en las que se incitan a la juventud a ciertas actitudes que no son buenas para la vida.

El primer caso que se dio a conocer fue el del grupo Led Zeppelín. A raíz de una de sus canciones, surgió un proyecto de ley que obliga a las compañías a indicar cualquier mensaje subliminal o satánico que tuviera el contenido del disco. También, fueron señalados otros grupos como,  Beatles, Rolling Stones, etc.

La transmisión de este tipo de mensajes se hace de manera sutil uno de ellos es “GRABAR AL REVES”, sólo pueden ser oídos si se pone la cinta en sentido inverso. Otra forma es a través de señales ultrasónicas que produce una reacción de bienestar y estímulo del cerebro.

La intención de los grupos de rock  sería la de dirigir el pensamiento y la voluntad de las personas, en general, jóvenes, que son  más susceptibles y receptores.

El origen de estos mensajes, es el BEAT, de tribus africanas, que es la repetición incesante de sonidos, y se utilizan en la práctica de Vudú, (batería y guitarras bajas), para ritos copulatorios de encantamiento y conjuros, fueron obtenidos con el fin de conducir a los oyentes a un total placer sexual.

Este tipo de música tiene relación directa con ritos ocultistas, de brujería o esotéricosl,  no podemos decir que  todo el rock es satánico pero, sí nocivo. Existe música dedicada especialmente a desequilibrar la mente y las emociones. A través de esta música, las personas, van entrando, sin darse cuenta, en estados psicológicos más densos y perturbadores.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*