Martinismo: Qué es?- Información

¿De qué hablamos cuando hablamos de Martinismo? es una de las preguntas nos hacemos si no conocemos sobre el tema. Esoterismo y Energía te trae con detalles la explicación de este termino.

nappeoperatoire

Martinismo y Orden Martinista

Para aquellos que les interesa el tema, al Martinismo lo podemos relacionar con la denominada Orden Martinista

Creada en 1890 por Augustin Chaboseau, Papus como muchas otras personalidades características del Esoterismo, pero el nombre fue tomado por quien lo inicio esta doctrina, Martínez de Pasqually y Louis Claude de Saint-Martin.

De esta manera, los escritos de Martínez basándose en su obra denominada “El Tratado de la Reintegración de los Seres a sus originales virtudes, poderes y cualidades” destaca algo importante como objetivo de la orden que es la “reintegración del hombre”  a las condiciones antes de que se produzca su caída.

Si tomamos estos parámetros, la obra de De Pasqually se divide en  tres grados. Estos son: Asociado, Iniciado y Superior Desconocido. Podemos tomar un cuarto grado denominado como Libre Iniciador que puede iniciar a nuevas personas en la Orden.

Dentro de esta orden existen varios subórdenes. Las más importantes se llamaron la “Francesa” y la “Rusa” con gran peso y poder sobre los martinistas.

¿Qué es Martinismo?

El martinismo se presenta es una mezcla: mucha espiritualidad, un poco de filosofía, de cristianismo, de religiones, de rituales y de discreción. Sin ser una cuestión de élite, el Martinismo se refiere a un pequeño universo de personas interesantes.

Dado que el hombre se ha cuestionado sobre el significado de su vida ysobre el significado de la vida en general, del mundo, del universo, se han dado respuestas; otros no dejarán de iluminar las áreas grises de nuestro razonamiento.

El Martinismo ofrece una de estas respuestas. Pretendo ser el mejor? Reclamar la mejor respuesta a este tipo de preguntas te permite vivir en silencio, pero en un grave error. Basta pensar en los límites de nuestras facultades y la complejidad infinita del mundo, para considerar que cualquier respuesta humana (en comparación con los hombres) tendrá limitaciones humanas (estará relacionada con nuestras capacidades humanas).

 

El Martinismo y los postulados

Aunque son parte de nuestra enseñanza, no constituyen dogmas en absoluto. Están sujetos a nuestro entendimiento, a nuestro espíritu crítico. No intentamos convertir al martinismo que plantea cuestiones de hombres a hombres y mujeres. Cada uno, de acuerdo con sus habilidades, encontrará sus respuestas (humano).

Citaré al Gran Maestro anterior de la Orden Martinista Belga que presentó su Martinismo, con los siguientes criterios:

“La Orden Martinista ya no es una sociedad secreta. Reúne a un grupo de “hombres de deseo”, según el nombre de Saint-Martin, es decir, hombres de buena voluntad impulsados por el deseo de reintegrar conscientemente su patria celestial “.

 

¿Qué significa Martinismo en palabras ?

La tradición Martinista se basa en los escritos de Martines de Pasqually, que establece que el hombre habría tenido un estatuto no forzosamente angelical, sino de una naturaleza cercana. Después de una primera prevaricación, habría caído en nuestro mundo de la materia.

Ese mismo hombre, difícilmente corregible, habría cometido un segundo abuso con la consecuencia de echar a perder nuestro mundo. Esta segunda prevaricación hace que la Tierra como la conocemos hoy sea un lugar de sufrimiento, muerte, maldad y lo que es parte de nuestra vida diaria. Ese mismo hombre puede, por su comportamiento, invertir la tendencia, revertir y así reintegrarse a lo divino; entonces arrastraría y luego, en su impulso, el mundo de la materia y las fuerzas del mal.

Esta presentación constituye un resumen que permite un primer acercamiento a nuestros postulados.

Las explicaciones más completas se pueden encontrar en el “Tratado sobre la reintegración de los seres” de Martínez de Pasqually. Por desgracia, el trabajo resulta ser bastante hermético para el lector que no es feroz en las alegrías del esoterismo a través de escritos difíciles.

A diferencia de Martínez Pasqualis, que obtuvo las “revelaciones” a través de operaciones de hechicería, Papus, los pasos de Louis-Calude de Saint-Martin, la Orden Martinista se dedican a lo que se llama “corazón lejos”, en oposición a esta “Manera operacional”. Sin caer en un misticismo que puede convertirse en una causa de desequilibrio, Papus, después de usar la magia, esencialmente defenderá el recurso a la oración.

El alma, fuera de Dios, quiere regresar a él. Su progreso se ve interrumpido por el pecado y el error. El corazón del hombre se toma en un perpetuo movimiento de ida y vuelta; él viene a descansar en el Eterno.

Ciertas almas buscan a Dios con acciones externas y no con una búsqueda en sí mismas; van y vienen en trabajos externos (letanías, invocaciones, evocaciones, purificaciones, mortificaciones, investigaciones). Experimentan todo lo que debe sanar una herida interna con acción externa.

Una oración sincera y desinteresada a menudo da resultados perceptibles, sin ningún peligro o riesgo para la persona en cuestión. El modo operativo, que apunta a comandar las fuerzas y los seres de lo invisible, expone al aprendiz y a toda persona cuya psique presenta una simple fisura, a la pérdida de la razón o a la disminución de habilidades a un razonamiento adaptado a la vida cotidiana.

Es cuando el mago ha adquirido un verdadero control de sí mismo que se aventurará a “operaciones”. También aceptará llevar a cabo una preparación física dolorosa y exigente para llevar tales operaciones a un verdadero éxito. Los ejemplos conocidos dan testimonio. Impulsan la negativa a jugar estúpidamente con tales fuerzas.

La oración será nuestro instrumento. En ciertas circunstancias, será respaldado por un ritual. Este ritual se implementa en las reuniones de martinistas que se llevan a cabo una vez al mes en los grupos.

Durante estas reuniones, un oficiante y los participantes realizan ciertos gestos, dicen textos tal como se describen en el ritual transmitido por nuestros iniciadores.

Cuál es el símbolo Martinista?

El símbolo MArtinista es la estrella de seis puntas.

Rojo y negro: Colores del Martinismo

La presencia de estos colores en el Martinismot iene un significado, la conjuncion de los opuestos.

Color de los bastones en el Martinismo: el Hermano Asiociado usa un bastón negro, el Iniciado un bastón blanco, el Orador un bastón mitad blanco y mitad negro y el Hermano Desconocido un bastón rojo.

Los Oradores resúmen los colores Martinistas al llevar un bastón mitad blanco y mitad negro además de un collar rojo.

Cómo es la Consagración Martinista?

En la Consagración Martinista todos los presentes forman una cadena en torno al Iniciador  o Venerable Maestro y al Candidato. El Iniciador toma la espada y la sostiene sobre la cabeza del Candidato proclamando en esa posición la fórmula de Consagración. A continuación, con la parte plana de la espada toca en forma ligera dos veces en la cabeza, en cada uno de los hombros dos veces en cada uno completando seis golpes suaves que corresponden a los vértices de la estrella del símbolo Martinista. El Iniciador o Venerable Maestro  de acuerdo con las Tradiciones del Primer Orden  dice: “Te confiero la Iniciación Martinista del Primer Grado, que es llamado Grado Asociado, en virtud de los poderes que me fueron conferidos en mi propia iniciación. Hermano, ahora estás revestido de la máscara, de la capa y del cordón. En calidad de Martinista, puedes tomar tu lugar entre nosotros”.

Espero que te haya servido esta información sobre el Martinismo…..Hasta Pronto!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.